Mi negocio es prospero GRACIAS A Nuestra Señora de la Abundancia o la Prosperidad, Cursi, Italia(1641).

Una dulce voz rompió el silencio: “No temas, Yo soy la Reina del Cielo, Ve, regresa al país y calma a sus vecinos Sus peticiones fueron enviadas a mí Les aseguro que desde este momento los sufrimientos han terminado y como una muestra de mi protección, usted tendrá una cosecha abundante“.

Los cultivos en poco tiempo fueron abundantes. Los graneros estaban llenos y los árboles se presentaron sobrecargado con frutas. Todos atribuyeron el fenómeno a la intervención de la Virgen María. Fue entonces que el pueblo de Cursi decidieron, sin dudarlo, erigir un templo en su honor más grande que sustituye la pequeña capilla de Melito. Todos los ciudadanos participaron con entusiasmo para reunir los fondos necesarios para crear el proyecto. En 1650 el edificio fue casi terminado y el fresco rural de la Virgen y el Niño se inserta en el centro. Historia y tradición se unen para documentar exhaustivamente los orígenes de este santuario mariano durante siglos da la bienvenida a miles de peregrinos que acuden con fe a la Virgen para obtener abundantes gracias.

Hubo una segunda aparición de María, la cual se produjo en 1706. Un joven llamado Angelo Macchia Cursi regresaba del campo, cuando pasó cerca del Santuario y una repentina tormenta estalló con toda su violencia. El joven se refugió en el interior del templo y se encomendó a la Virgen María para que lo cuidara; ante su asombro, la Madre se apareció ante él y, sonriendo, lo tomó de la mano y lo condujo hacia el exterior. Una vez que el joven se encontró afuera del templo cuando con un rayo golpeó el santuario hasta incendiarlo y destruirlo. El joven se salvó gracias a la intervención milagrosa de la Virgen María, pudo regresar a su pueblo y con gran emoción dijo a los habitantes del pueblo lo que había sucedido.

Así que lo que pasó fue interpretado por las personas que, una vez más agradecido a la Virgen, reconstruyeron el santuario más hermoso y majestuoso que nunca. Tiempo después, aquel joven que se llamaba Angelo Macchia, se convirtió en un sacerdote.
traducido por mallinista
(fuente:www.santuariocursi.altervista.org)

Recopilado

http://puntadasmarianas.blogspot.com/2015/01/nuestra-senora-de-la-abundancia.html

 

 


Una respuesta a “Mi negocio es prospero GRACIAS A Nuestra Señora de la Abundancia o la Prosperidad, Cursi, Italia(1641).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s